Ventajas de tener una página web

1. Vas a ser visible online

En Internet hay un inmenso caudal de clientes disponibles de los que podrías perderte si sólo te basas en la clientela local o en la recomendación boca a boca.

La web te permite trascender los límites locales y expandir tu negocio a nivel nacional o incluso internacional. Esta visibilidad encierra otro gran beneficio, que es el de ganar amplitud de mercado.

Además, tu sitio web es tu vitrina online, tu cara visible en Internet. Cuando alguien escucha acerca de un negocio, lo primero que hace es buscarlo en Internet. Si no estás ahí, perdiste a un potencial cliente.

Recuerda que el comercio electrónico es un mercado de oportunidades, en el cual tenemos que participar.

2. Complemento a las redes sociales

Crear perfiles en redes sociales y tener tu sitio web propio son dos buenas decisiones que se complementan entre sí.

Las redes son geniales para mostrar tu producto o servicio y comunicarte con tus clientes, mientras que la web puede ofrecerles la opción de realizar compras o lograr un mayor conocimiento de tu marca.

3. No dependes de nadie y siempre vas a estar online

En las redes sociales tu cuenta no es 100% tuya (estás sujeto a las normas y decisiones de una empresa) y la red se puede caer durante horas. En el caso de un sitio web, está a tu nombre y eres el dueño de todo lo que hay en él. Tú tienes el control.

4. Ahorrarás mucho dinero en publicidad.

La publicidad online sigue siendo mucho más económica que la tradicional. Puedes utilizarla para llevar más tráfico a tu sitio web y hacer que tu marca gane popularidad.

Es muy efectiva y tiene muchísimo alcance (recuerda que Internet tiene miles de millones de usuarios diarios).

Tu web funciona como publicidad 24/7. Si alguien busca, por ejemplo, ropa deportiva en Medellín y aparece tu almacén en los resultados, ¿no es acaso una excelente forma de hacerte publicidad?

5. Puedes utilizar estrategias SEO

Tener una página web te otorgará increíbles resultados si logras aparecer en buenas posiciones en los resultados de búsqueda de Google.

Afortunadamente, esto es posible si aplicas técnicas de Search Engine Optimization (SEO), que te ayudan a posicionar y puedes llegar a aparecer en la primera página de Google.

6. Generas confianza y credibilidad

Una página web también funciona como garantía de que tu marca es real, confiable y un negocio serio. Muchos de los compradores online investigan una marca antes de decidirse de hacer una compra en ella.

Así, si en tus redes sociales colocas un enlace hacia tu web, si tienes una tienda online formal y mecanismos de protección al cliente, estás motivando a que estos se sientan seguros y crean en tu marca.

En la misma línea, tener tu dominio web te permite crear correos electrónicos profesionales con el nombre de tu marca. Esto marcará la diferencia, en el contacto con tus clientes, escribirles desde tunombre@tumarca.com que desde un genérico @gmail.

7. Puedes vender online

Lejos de ser sólo un espacio para visibilizar tu marca, con tu sitio web puedes lograr muchas cosas más. Desde luego, una de las mejores opciones es crear tu propio e-commerce o tienda online, también puedes implementar una gran cantidad de técnicas de marketing digital como:

  • Crear un blog
  • Invitar a usuarios a suscribirse a un newsletter
  • Brindar descuentos y promociones
  • Generar leads y crear bases de datos de clientes potenciales
  • Analizar las métricas de comportamiento de usuarios
  • Ofrecer atención al cliente 24/7

8. Puedes conseguir leads

Un lead es un usuario que ha dejado sus datos a cambio de algún beneficio en tu web. Esto permite convertir a un visitante desconocido en una persona identificada que puedes clasificar en una base de datos y contactar en el futuro.

¿Cómo conseguir leads? A través de lo que se conoce como lead magnet. Algunas opciones de lead magnet son:

  • Suscripción a newsletter.
  • Inscripción a evento.
  • Documentos descargables (plantillas, estudios, ebooks, informes).
  • Obtener versión de prueba.
  • Etc.

Una vez que obtienes los leads, los puedes clasificar en bases de datos según su situación: si recién conocen tu marca, si alguna vez fueron clientes, si están en período de prueba de tu servicio, etc.

Esto te permitirá contactarlos vía email de forma personalizada

9. Conoces mejor a tus clientes reales y potenciales

Quizás en tu negocio presencial conoces bien a tus clientes, conversas con ellos y sabes con exactitud qué necesitan. Eso está muy bien, pero tener tu propia web te permitirá multiplicarlo x 1.000.

Las páginas web son entornos donde todo lo que hacen los usuarios puede ser medido. Puedes saber desde dónde ingresaron a tu web (si desde Google, desde tus redes sociales o desde una publicidad), qué páginas visitaron y cuánto tiempo pasaron en cada una, dónde hicieron clic y mucho más.

Todo esto te permite profundizar tu conocimiento sobre tus potenciales clientes. Incluso puedes analizar y cruzar datos. En la era del “Big data” no hay datos para desperdiciar.

10. Puedes ofrecer atención al cliente 24/7

El tener una web te brinda la oportunidad de estar en contacto constante con tus clientes, que pueden consultarte en cualquier momento o ver tus productos y/o servicios a cualquier hora.

Con una buena estrategia de comunicación en nuestra página favoreces el feedback con los clientes y estableces una vía online de comunicación con cada uno de ellos.

Conclusión

Si has llegado hasta aquí, espero que no te queden dudas sobre por qué tener un sitio web y para qué sirve. Los beneficios son innumerables y el costo mucho más bajo que los gastos que implica mantener un negocio presencial.